Ir al blog

Cómo evitar que el móvil se recaliente en verano

Comienza la temporada de calor. De nuevo llegan esos días donde tu móvil está ardiendo, incluso más que el aire que se respira al sol. Si sigues teniendo este problema y no sabes cómo solucionarlo, en OLÉPHONE te traemos varios consejos para evitar que tu móvil se recaliente en verano. ¡Sigue leyendo!

Lo mejor es comenzar con medidas preventivas. Una vez el móvil se haya recalentado es complicado que vuelva a su estado original. Sin embargo, podemos hacer pequeñas cosas para retrasar el calentamiento de nuestro móvil. Hay que actuar preventivamente para que esto ocurra con la menor frecuencia posible con estos consejos:

1. La funda del teléfono

female-hands-with-bright-neon-pink-manicure-hold-smartphone-purple-case-make-selfie-photo

La funda del teléfono es un accesorio que cada vez es más popular por su estética y menos por su función original: proteger la estructura del móvil en posibles caídas. Aun así, no es un complemento que mejore la ventilación del teléfono. Al exponer nuestro dispositivo al sol, se recalienta; pero si tiene funda se calentará más que sin ella. Conviene deshacernos de este accesorio, al menos, cuando vayamos a hacer un uso intensivo del terminal, como por ejemplo cuando iniciemos juegos o carguemos una app que requiere mucho consumo de batería.

2. Evitar la luz directa en nuestro dispositivo

young-woman-phone-park

Evitar la incidencia de luz solar en el teléfono no es tan sencillo. Algunos hábitos tan frecuentes como sacar el móvil de nuestro bolso para sacar una foto, ya están exponiendo nuestro móvil al sol, incluso sin que nos demos cuenta de ello. Evita usar tu móvil bajo el sol, solo a la sombra o dentro de sitios acondicionados.

3. Cárgalo en una superficie fresca, y nunca sobre tela

mobile-smart-phones-charging-wooden-floor

Carga tu móvil sobre una superficie que esté fría, o, al menos, a temperatura ambiente. Además, no deberías hacerlo sobre materiales que absorban y desprendan calor, como puede ser la tela. Si haces esto, hay muchas posibilidades de que tu móvil se recaliente cuando se está cargando, llegando incluso a dañar la batería. El mármol o la madera son lugares ideales para reposar tu móvil mientras su batería se recarga. 

4. Cierra las aplicaciones en segundo plano y quita los datos 

female-holding-smartphone-with-icons-social-media-screen-home

Un móvil en constante búsqueda de cobertura de red puede llegar a calentarse. Junto a los procesos en segundo plano, este es uno de los causantes de que nuestro móvil tenga una alta temperatura incluso cuando no lo hemos estado utilizando. Por lo tanto, quita los datos y cierra aplicaciones en segundo plano que no estés usando.

¿Cómo se cierran las aplicaciones en segundo plano?

Si tienes un Android, los botones táctiles que hay en la parte más baja de tu pantalla son la manera de hacerlo. El botón cuadrado (a veces a la izquierda, a veces a la derecha) es el usado para cerrar las aplicaciones en segundo plano. Deja este botón pulsado y, cuando aparezca un panel de aplicaciones, dale al botón en forma de contenedor de basura para cerrarlas.

Si tienes un iPhone, arrastra el dedo desde la parte más baja de tu pantalla hacia la derecha. La misma moción que harías para pasar una página. Te aparecerán en pantalla una fila de las apps abiertas y en funcionamiento. Posa tu dedo sobre cada una de ellas y arrástralas hacia arriba. De esta manera dejarán de ejecutarse en segundo plano.

5. Evita las aplicaciones para supuestamente enfriar nuestro teléfono

mobile-phone-smartphone-fire-burning-smartphone (1)

Estas aplicaciones tienen un funcionamiento idéntico a los ahorradores de batería o los optimizadores de rendimiento. Lo que hacen estas aplicaciones son cerrar todos los procesos de golpe para aliviar la carga de la CPU (pieza de hardware que permite que tu computadora interactúe con todas las aplicaciones). Lo que no tienen en cuenta estas aplicaciones es que muchas de las apps que se cierran, vuelven a abrirse a los pocos segundos. Esto no es una solución viable, ya que al final el CPU trabaja más, luchando constantemente por cerrar todas las aplicaciones que hay en segundo plano. Las aplicaciones que prometen enfriar el teléfono no cumplen su función, más allá de cerrar todos los procesos de golpe y hace sufrir a nuestro dispositivo, calentándolo más y gastando su batería muy rápico.

6. Apagar el teléfono
 
man-hold-cellphone-with-locked-turned-off-black-screen
 
 
Si nuestro móvil se ha calentado en exceso, la mejor solución puede ser apagarlo y evitar cualquier fuente de calor cercana. Mediante el apagado, el teléfono irá reduciendo su temperatura de forma gradual. No intentes soluciones como meterlo en la nevera u otras acciones que bajen la temperatura de golpe, un cambio brusco en la temperatura de los componentes puede dañar el terminal telefónico.
 
¿Te han servido alguno de nuestros consejos? Si consideras que tu teléfono se recaliente constantemente y de manera excesiva, no dudes en llevarlo a que lo reparen o puedan darte alguna solución que se escape del alcance de estos consejos. Para más artículos sobre consejos de telecomunicación, no olvides seguirnos en nuestras redes sociales: Twitter, Facebook, Instagram, Twitter eSports.